“Tened entre vosotros los mismos sentimientos que tuvo Cristo” (Fil 2,5). Una liturgia que configura a Cristo

Autori

  • Juan José Silvestre

DOI:

https://doi.org/10.3308/ath.v36i1.577

Abstract

El Concilio Vaticano II, siguiendo los pasos del movimiento litúrgico y del magisterio anterior, proclamaba con fuerza en la constitución Sacrosanctum concilium que los cristianos no podían seguir asistiendo al misterio de fe como extraños y mudos espectadores, sino que comprendiéndolo bien a través de los ritos y oraciones participarán consciente, piadosa y activamente en la acción sagrada: dejándose instruir por la Palabra de Dios, fortaleciéndose en la mesa del Señor, dando gracias y aprendiendo a ofrecerse a sí mismos al ofrecer la Hostia inmaculada. En este artículo queremos desarrollar y profundizar, siguiendo el magisterio de los últimos Romanos Pontífices, esta intuición conciliar.
Las palabras de este número 48 de la constitución conciliar recogen la famosa expresión: “per ritus et preces“ que, leída en su contexto, muestra la gran importancia de ambos, ritos y oraciones. Como marco y a la vez puerta de ingreso en este estudio proponemos unas palabras de la instrucción Redemptionis sacramentum, en estrecha relación con la expresión “per ritus et preces”. Se trata del número 5 de esta instrucción: “las palabras y los ritos litúrgicos, que son expresión fiel, madurada a lo largo de los siglos, de los sentimientos de Cristo y nos enseñan a tener los mismos sentimientos que él (cf. Flp 2, 5); conformando nuestra mente con sus palabras, elevamos al Señor nuestro corazón“. Adquirir los sentimientos de Cristo es todo un programa de vida que la liturgia hace posible. Trataremos de desarrollar esta idea a lo largo de este trabajo.

##submission.downloads##

Pubblicato

2022-09-28

Fascicolo

Sezione

Note