¿Tiene sentido que el Antiguo Testamento siga formando parte del Canon católico? Tres tentaciones contemporáneas: eliminarlo, expurgarlo, marginarlo

Sumario: I. Un problema recurrente. II. ¿Rehabilitar a Marción? La tentación
moderna de eliminar el AT. 1. Harnack. 2. El “Dios extranjero” contra el “Dios
consabido”. III. Cuando se expurga el AT por “motivos pastorales”. 1 ¿Una concepción
virginal en el AT? 2. Dos reflexiones sobre los “motivos pastorales”. IV. La
marginación tácita del AT en la vida de la Iglesia. 1. Slenczka o el marcionismo
latente en el protestantismo. 2. El papa emérito (Benedicto XVI) y el diálogo con
los judíos.

La tentación marcionita de eliminar el Antiguo Testamento del canon cristiano
rebrota continuamente en la Iglesia. En nuestros días la minusvaloración del
corpus veterotestamentario toma formas diferentes. La propuesta de eliminarlo
tal vez es minoritaria, aunque se ha vuelto a proponer recientemente, como la
propuso Harnack hace cien años. Más frecuentes y cada día más presentes son
las otras dos formas: expurgarlo, es decir, censurar aquellos libros o pasajes que
hieren nuestra sensibilidad, y marginarlo, o dicho en otros términos, no usarlo
como punto de partida en la catequesis, en la predicación, en la teología, tal vez
en aras de un malentendido diálogo con los judíos.

The Marcionite temptation to eliminate the Old Testament from the Christian
canon continually resurfaces in the Church. In our days the undervaluation of
the Old Testament corpus takes different forms. The proposal to eliminate it is
perhaps in the minority, although it has been proposed again recently, as it was
proposed by Harnack a hundred years ago. More frequent and more present
every day are the other two forms: to expurgate it, that is, to censor those books
or passages that hurt our sensibilities, and to marginalize it, or in other words,
not to use it as a starting point in catechesis, in preaching, in theology, perhaps
for the sake of a misunderstood dialogue with the Jews.

Acquista/Buy